Avanza en el Senado la “Ley de juego limpio de New Jersey”

New Jersey se convertiría en uno de los primeros estados en permitir que los estudiantes deportistas universitarios reciban remuneración por su trabajo y uso de su imagen

Trenton – La legislación impulsada por el Senador Joe Lagana, la Presidenta de Educación Superior del Senado, la Senadora Sandra Cunningham y la Líder de la Mayoría del Senado, Loretta Weinberg, que permitiría a atletas-estudiantes universitarios obtener una compensación por el uso de su nombre e imagen, fue aprobada hoy por el Senado. A esta legislación también se le conoce como la “Ley de juego limpio de New Jersey”.

“Las restricciones impuestas actualmente a nuestros estudiantes atletas son fundamentalmente injustas. Demasiadas personas en la NCAA ganan cantidades exorbitantes de dinero de la sangre, el sudor y las lágrimas de los jóvenes talentosos de New Jersey y, francamente, en todo el país. Como ex atleta universitario, fui testigo de primera mano del sacrificio realizado por muchos de mis compañeros y no puedo pasar por alto la desigualdad creada cuando los estudiantes se destacan en otras disciplinas”, dijo el Senador Lagana (D-Bergen / Passaic). “Creo firmemente que este es otro ejemplo de la creciente necesidad de defender y expandir los derechos de los trabajadores en todas las áreas. Ha llegado el momento de que New Jersey haga lo correcto y se convierta en el segundo estado del país en permitir que los estudiantes atletas compartan el beneficio financiero que ayudan a generar en la cancha, el campo o el diamante”.

“Las universidades están obteniendo enormes ganancias de sus departamentos deportivos. Es inaceptable que, si bien los estudiantes atletas reciben becas, una lesión grave puede dejarlos sin beca, sin medios para pagar el resto de su título y sin idea de cómo seguir adelante con su vida o su carrera”, dijo el Senador Cunningham. (D-Hudson) “Al permitir que los estudiantes acepten bonificaciones y se beneficien de su imagen, podemos ponerlos en control de su futuro, sin tener que depender completamente de la buena voluntad de las escuelas a las que asisten”.

“Estos atletas de élite pasan más de 40 horas a la semana practicando, entrenando y estudiando sin garantía de una carrera profesional, o incluso una educación completa. Esto no solo es injusto, sino que se convierte en explotación. Si bien la NCAA ya ha hecho algunas modificaciones al sistema, me alegra que este proyecto de ley otorgue a los estudiantes atletas nuevos derechos de compensación, al menos en New Jersey “, dijo la Senadora Weinberg (D-Bergen)

La NCAA actualmente prohíbe que sus estudiantes atletas reciban una compensación basada en el nombre o imagen del estudiante. Sin embargo, la NCAA ha comenzado los primeros planes para permitir que los estudiantes atletas se beneficien de su marca personal de alguna manera.

Bajo el proyecto de ley, S-971, una institución de educación superior tendría prohibido impedir que los estudiantes atletas ganen una compensación de esta manera. Esta prohibición también incluiría a cualquier estudiante atleta que busque obtener representación profesional, incluido un agente o abogado. Las oportunidades que surjan para los estudiantes bajo esta ley no deberán afectar la elegibilidad para becas por parte de las Universidades.

“A medida que la NCAA desarrolla un plan más coherente, los estudiantes atletas pueden ser compensados ​​por su trabajo increíblemente valioso, seguiremos luchando por el mejoramiento de todos los atletas universitarios”, agregó el Senador Lagana.

De acuerdo también a este proyecto de ley, la imagen para fines promocionales de los estudiantes atletas no podría ser usada en nada relacionado con el entretenimiento para adultos, alcohol, apuestas de ningún tipo, tabaco y cigarros electrónicos, productos farmacéuticos, sustancias peligrosas controladas o armas de fuego.

California promulgó una legislación similar en Septiembre de 2019, y se está considerando una legislación similar en Florida, New York, South Carolina, Minnesota, Pennsylvania y a nivel federal.

El proyecto de ley fue aprobado por el Senado con una votación de 21-11.