Histórica legislación derivada del caso Toys ‘R’ Us se convierte en ley

El proyecto de ley impulsado por Cryan-Pou convierte a NJ en el primer estado

del país en garantizar indemnización por despido masivo

Trenton – La histórica legislación liderada por el Senador Joe Cryan y la Senadora Nellie Pou para proteger a los trabajadores de “ser engañados” cuando sus empleadores quiebran o cierran sus puertas fue promulgada hoy por el gobernador Phil Murphy. La ley, S-3170, convierte a New Jersey en el primer estado del país en garantizar la indemnización por despido masivo.

“Cuando estos estafadores de estrategias corporativas conducen a las empresas a la bancarrota, se van con altas ganancias y pagan enormes bonificaciones a los altos ejecutivos, pero los trabajadores salen sin nada en la bolsa”, dijo el senador Cryan (D-Union). “La ley ahora se actualizará para proteger mejor los derechos de los empleados. El desempeño de los trabajadores y la dedicación que pusieron no estaban siendo tomados en cuenta. Ahora, con suerte, las reglas serán otras”.

La nueva ley de protección de los trabajadores aumenta el tiempo de notificación previa y la indemnización por despido para cierres de negocios, despidos masivos y transferencias bajo la Ley de Notificación de Ajuste y Reciclaje de Trabajadores (WARN).

“En caso de pérdidas corporativas y quiebras, las primeras personas en ser protegidas deben ser los empleados”, dijo la Senadora Pou (D-Passaic). “Cuando Toys R Us se hundió, dejaron a sus empleados a la deriva con casi ningún cheque de pago o tiempo de notificación para prepararse, mientras los ejecutivos repartían bonos masivos. Esto es inaceptable y los trabajadores de New Jersey merecen algo mejor. Se merecen las protecciones que esta ley les brindará”.

Los legisladores actuaron en respuesta a la ola de cierres de empresas y quiebras en las que los trabajadores quedaron sin trabajo y sin indemnización por despido, incluidos Toys “R” Us, que cerró las operaciones en su sede de Wayne y el centro de distribución de Flandes. En este y otros casos, las empresas en quiebra fueron compradas por firmas de capital privado que impusieron despidos masivos mientras que los altos ejecutivos se fueron con millones de dólares en bonos.

La nueva ley podría inclinar la balanza a favor de mantener abiertas las tiendas y fábricas y a las personas empleadas haciendo que las empresas piensen dos veces sobre si despedir a los trabajadores es su solución a los problemas que enfrentan, señaló el Senador Cryan.

La ley aumenta el número mínimo de días de aviso de 60 a 90 que los empleadores de 100 o más empleados a tiempo completo cuando hay un despido masivo, cierre de la planta o transferencia que resulte en 50 o más empleados que pierden sus empleos. También requerirá una indemnización por despido igual a una semana por cada año de servicio. La indemnización se “otorgaría en su totalidad” tras la terminación del empleo.