Legislación sobre calidad del agua aprobada por Senado

Trenton – Dos leyes aprobadas por el Presidente del Comité Senado sobre Asuntos Urbanos y Comunitarios, el Senador Troy Singleton y la Senadora Linda Greenstein, que abordarían las preocupaciones sobre la infraestructura y la calidad del agua en New Jersey, fueron votadas ayer en el Senado.

“La infraestructura hidráulica de New Jersey está envejeciendo día a día, y debemos tomar medidas inmediatas para detener los efectos negativos que puede tener sobre los habitantes del estado”, dijo el Senador Singleton. “Las iniciativas que aprobamos hoy son todas individualmente importantes, y juntas serán el comienzo de la reconstrucción de la infraestructura de agua de New Jersey”.

“Nuestra infraestructura de agua está desactualizada, no es saludable y es totalmente inaceptable”, dijo la Senadora Greenstein (D-Mercer / Middlesex). “A medida que comenzamos a reemplazar la infraestructura de agua en todo el estado, debemos asegurarnos de que se reemplace con material seguro y de muy larga duración”.

El primer proyecto de ley, S-922, patrocinado por los Senadores Singleton y Greenstein, requeriría que la Junta Local de Finanzas haga ciertos hallazgos antes de aprobar la disolución de una autoridad municipal del agua. Según el proyecto de ley, la Junta Local de Finanzas debe determinar si el municipio ha implementado un plan de gestión de activos para su sistema de agua. También deben asegurarse de que el municipio haya desarrollado un plan para dedicar fondos anualmente para abordar y remediar los proyectos de mayor prioridad. Por último, deben asegurarse de que todos los saldos de fondos en poder de la autoridad solo se utilizarán para el sistema de agua del municipio y no para fines municipales generales. El proyecto de ley fue liberado del Senado por una votación de 37-0.

El segundo proyecto de ley, S-968, patrocinado por el Senador Singleton, requeriría que los sistemas públicos de agua notifiquen a los usuarios y a los funcionarios locales si existen niveles elevados de plomo en el agua potable y también requeriría que los propietarios notifiquen a sus inquilinos sobre los niveles elevados de plomo. El proyecto de ley fue liberado del Senado por una votación de 39-0.