Ley impulsada por Sweeney-Corrado protegería contra la “maldición de la lotería”

Senado aprueba medida que permitirá guardar anonimato a ganadores de lotería

TRENTON – El Senado aprobó hoy una legislación patrocinada por el presidente del Senado Steve Sweeney y la senadora Kristin Corrado que permitiría a los ganadores de lotería permanecer en el anonimato como medida de protección contra la llamada “Maldición de la Lotería”, que se refiere a cómo los ganadores son blanco de solicitudes no deseadas, acoso e incluso asaltos.

El proyecto de ley, S-2267, ordenaría a la Comisión Estatal de Lotería que se permita a los ganadores de lotería en Nueva Jersey permanecer en el anonimato si así lo desean.

“Ganar la Lotería puede ser un sueño hecho realidad para quienes tienen suerte, pero la llamada” Maldición de la Lotería “puede traer consigo acoso que puede ser intimidante e incluso peligroso”, dijo el senador Sweeney (D-Gloucester / Salem / Cumberland). “Los ganadores deben tener la opción de permanecer en el anonimato y lejos de la atención no deseada”.

“Imaginen ganar ‘el premio gordo’ y que su nombre, ciudad y monto ganado sea publicado para que todo el mundo lo vea”, dijo la Senadora Kristin Corrado (R – Bergen, Essex, Morris y Passaic). “Las consecuencias de ello pueden ser desastrosas para los pocos afortunados que ganan. Algunos ganadores han reportado hostigamiento continuo y amenazas de muerte, otros lamentablemente terminaron en la ruina o muertos. Esta legislación permitirá a los ganadores de la Lotería de New Jersey disfrutar de su buena fortuna en paz”.

Muchas de las víctimas de esta “maldición” tiene que ver con la fama que vino con la obtención de sus premios, siendo perseguidas, robadas o atacadas a causa de su dinero. Algunos ganadores en otros estados han experimentado amenazas de bomba o demandas infundadas de personas que esperan beneficiarse de un acuerdo. Incluso ha habido casos de asesinatos vinculados a los ganadores de la Lotería.

El proyecto de ley ordenaría a la Comisión de Lotería del Estado que establezca por reglamento que los ganadores de lotería tengan la opción de permanecer en el anonimato indefinidamente, así como obtener a una exención a la Ley de Registros Públicos Abiertos.

La ley se aprobó de manera unánima con 38 votos a favor y 0 en contra.