Proyecto de Ley de Ruiz y Cunningham abordará Sesgo Racial Implícito en Atención Médica Prenatal

Trenton – En un intento por abordar los prejuicios raciales en la atención materna, la Comisión de Salud del Senado, Servicios Humanos y Personas de la Tercera Edad aprobó hoy la legislación, que requeriría una capacitación integral en prejuicios para muchos profesionales de la salud que brindan atención prenatal y perinatal a mujeres embarazadas. La legislación está patrocinada por la presidenta del Senado Pro Tempore M. Teresa Ruiz y la senadora Sandra B. Cunningham.

“Es absolutamente inaceptable que la tasa de mortalidad materna para las mujeres negras en Nueva Jersey sea más del doble de la tasa nacional”, dijo la senadora Ruiz (D-Essex). “Afortunadamente, al abordar los prejuicios implícitos que pueden tener los trabajadores de la salud, podemos comenzar a mejorar los resultados en la demografía racial y brindar una atención más equitativa a nuestras madres en todo el estado. Esto es solo un comienzo, es crucial que hagamos todo lo posible para garantizar que todos reciban el más alto nivel de atención”.

El proyecto de ley, S-703, requeriría que todos los hospitales que brinden servicios de maternidad para pacientes hospitalizadas y cada centro de parto implementen capacitación de sesgo implícito para todos los profesionales de la salud que brindan tratamiento y atención perinatal a mujeres embarazadas. El proyecto de ley requeriría además que todos los miembros del personal administrativo que interactúen con mujeres embarazadas en el hospital o centro de maternidad completen el programa.

“Con frecuencia escuchamos historias de las quejas de las mujeres negras sobre el dolor o la incomodidad que fueron ignoradas o descartadas, provocando complicaciones graves o la muerte”, dijo la senadora Cunningham (D-Hudson). “Es posible que los médicos no estén tratando intencionalmente a las mujeres negras de manera diferente, pero los datos de mortalidad materna dejan en claro que hay problemas sistémicos que provocan grandes disparidades en los resultados”.

La capacitación incluiría información sobre la comunicación más efectiva a través de identidades raciales, étnicas, religiosas y de género y medidas correctivas para disminuir el sesgo implícito a nivel interpersonal e institucional. Además de la capacitación, se requeriría que los profesionales de atención médica relevantes completen un curso de actualización con información nueva cada dos años.

Además, el proyecto de ley requeriría que todos los médicos, asistentes médicos y enfermeras profesionales y prácticas que brinden tratamiento prenatal o perinatal y atención a mujeres embarazadas completen, como parte de su educación médica continua, un crédito de programas educativos o temas relacionados con sesgos implícitos. Esto asegurará que los profesionales que prestan servicios prenatales y perinatales fuera del hospital o centro de maternidad también estarán sujetos a capacitación implícita en sesgos.

El sesgo implícito se refiere a un sesgo en el juicio o el comportamiento resultante de los prejuicios implícitos y los estereotipos implícitos que a menudo operan a un nivel inconsciente.

El proyecto de ley fue liberado del comité con un voto de 7-0.