Senado Aprueba Proyecto de Ley de Despenalización más Progresista del País

Ruiz, Rice, Cunningham y Scutari impulsan medida histórica

Trenton – En un esfuerzo por detener la “Guerra desproporcionada contra las Drogas”, el Senado aprobó hoy una legislación patrocinada por la Presidenta Pro Tempore del Senado M. Teresa Ruiz y los Senadores Ronald Rice, Sandra B. Cunningham y Nicholas Scutari, que reduciría sanciones asociadas con determinados delitos relacionados con el canabis y el hachís.

“Estoy orgullosa de haber sido una fuerza impulsora detrás de lo que será el proyecto de ley de despenalización más progresista del país”, dijo la Senadora Ruiz (D-Essex). “No solo estamos despenalizando la posesión, sino también las primeras ofensas por distribución de bajo nivel, una medida que ofrecerá a las personas una segunda oportunidad y garantizará que lo piensen dos veces antes de enredarse en el sistema la primera vez que los atrapen vendiendo pequeñas cantidades de marihuana. Este es un paso más para llevar justicia y equidad a las comunidades históricamente afectadas.

“Mientras discutimos la legislación habilitante para la marihuana legal, haré todo lo que esté en mi poder para asegurar que incluyamos disposiciones en el proyecto de ley que permitan un camino para que los grupos subrepresentados participen en esta oportunidad económica y designen fondos para programas que brinden reparaciones raciales y sociales dentro de las comunidades más afectadas”.

El proyecto de ley, S-2535, despenalizaría la posesión de hasta seis onzas de canabis. Según el proyecto de ley, la distribución de hasta una onza conllevaría una sanción civil por el primer delito y sería un delito de cuarto grado por los delitos posteriores. Todos los casos pendientes que caen bajo los parámetros del proyecto de ley serían desestimados.

“Los votantes aprobaron la legalización de la marihuana para adultos la semana pasada, por lo que ahora es el momento de despenalizarla para que las personas de las comunidades negras y morenas de todo el estado no sigan siendo arrestadas desproporcionadamente por posesión”, dijo el Senador Rice (D-Essex). “La despenalización es el remedio buscado durante mucho tiempo para la injusticia desenfrenada en nuestro estado”.

El proyecto de ley también rebajaría la posesión de hasta una onza de hongos psilocibina, de un delito de tercer grado a un delito de alteración del orden público. La psilocibina ha sido designada como una terapia para los problemas de salud mental por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.

“Durante los últimos cincuenta años, la criminalización de la marihuana se ha utilizado como una herramienta para impulsar el encarcelamiento masivo”, dijo la Senadora Cunningham (D-Hudson). “Ha causado un daño inconmensurable a las comunidades negras y latinas de todo el país, y hoy comenzamos a enderezar el barco aquí en Nueva Jersey. Espero ver el impacto tangible que esta legislación tiene en nuestras comunidades, no solo mientras esperamos la legalización, sino también en los años siguientes”.

El proyecto de ley crearía una nueva forma de eliminación “virtual” de ciertos delitos relacionados con la marihuana y el hachís. Cualquier arresto, cargo o condena por ciertos delitos relacionados con la marihuana o el hachís que ocurrieron antes de la fecha de vigencia del proyecto de ley se consideraría no ocurrido, por lo que no habría necesidad de solicitar al tribunal una eliminación.

El senador Scutari (D-Union), patrocinador principal de la enmienda constitucional que legalizó la marihuana para adultos, dijo que la aprobación rápida de la legislación de despenalización es vital. “Mientras trabajamos diligentemente para establecer la infraestructura necesaria para apoyar una industria regulada en Nueva Jersey, tenemos que asegurarnos de entregar un mensaje fuerte y claro a las fuerzas del orden público de que la marihuana ya no será criminalizada mientras esperamos el mercado regulado para conectarse”, dijo.

Según el proyecto de ley, se sellarían todos los registros relacionados con actos ilegales de posesión o distribución de marihuana o hachís que no serían un delito según el proyecto de ley.

El proyecto de ley incluye una serie de protecciones de la justicia civil contra la discriminación para cualquier persona con un arresto, cargo o condena que involucre ciertos delitos relacionados con la marihuana o el hachís. El proyecto de ley también aumentaría las multas por difundir información relacionada con registros borrados de manera indebida.

El proyecto de ley fue liberado por el Senado con una votación de 29 a 4.