Senado Pasa Proyecto de Ley de Pou y Cunningham que Restringe el Confinamiento Aislado

 

Trenton – Una legislación patrocinada por la Senadora Nellie Pou y la Senadora Sandra B. Cunningham, que restringiría el uso de confinamiento aislado en instalaciones correccionales, fue aprobada ayer en el Senado.

“El uso excesivo de confinamiento aislado no produce resultados positivos a menudo. De hecho, se sabe que ha dado lugar a tratamientos crueles e inhumanos con graves consecuencias para la salud física y mental de los confinados”, dijo la Senadora Pou (D-Bergen/Passaic). “Queremos garantizar un sistema de justicia que trate a todos con respeto, incluyendo a quienes están encarcelados. Este proyecto de ley ayudará a reformar la cultura de las instalaciones de corrección al restringir el uso de confinamiento aislado y garantizar que las personas en confinamiento reciban la atención y el trato humano que necesitan y que merecen”.

El proyecto de ley, S-3261, restringiría el uso del confinamiento aislado por razones no disciplinarias o sin proporcionar primero un examen médico y mental completo y personal.

Esta medida se asimila mucho al proyecto de ley del Senado S-51, que fue aprobado en el Senado en el 2017, pero luego fue vetado por el entonces Gobernador Christie.

“Nuestro estado tiene más del 5% de sus detenidos en régimen de aislamiento, a pesar de la evidencia bien documentada del daño a la salud mental duradero causado por este”, dijo la Senador Cunningham (D-Hudson). “Recurrir a éste con la regularidad que lo hacemos no sólo es innecesario sino también injusto. Esta legislación lleva mucho tiempo atrasada. A menos que una persona tenga un peligro claro y lo represente para quienes la rodean, no debe ser colocada en confinamiento aislado”.

El proyecto de ley también prohíbe que los miembros de grupos vulnerables se encuentren en confinamiento aislado, que incluye: aquellos que tienen 21 años o menos o que tienen 65 años o más, que tienen una discapacidad basada en una enfermedad mental, tienen una discapacidad en el desarrollo, tienen un afección médica grave, está embarazada o recientemente embarazada, tiene una discapacidad auditiva o visual significativa, o se considera que es LGBT +, entre otros. Para determinar si una persona es parte de un grupo vulnerable, el proyecto de ley requeriría que un médico evalúe a cada recluso.

Las excepciones que permitirían el uso de confinamiento aislado incluyen: si el recluso podría convertirse en una amenaza para sí mismo o para otros, si se le colocó debido a un internamiento de emergencia, aislamiento médico, custodia de protección o si hubo un cierre de seguridad en toda la instalación y para garantizar la seguridad de los internos.

Las excepciones que permitirían el uso de confinamiento aislado incluyen: si el recluso podría convertirse en una amenaza para sí mismo o para otros, si se le colocó debido a un internamiento de emergencia, aislamiento médico, custodia de protección o si hubo un cierre de seguridad en toda la instalación y para garantizar la seguridad de los internos.

En adición, bajo el proyecto de ley, los reclusos tendrían derecho a impugnar el confinamiento aislado dentro de las 72 horas posteriores a la colocación. Y los reclusos no podrían ser ubicados en confinamiento aislado por más de 20 días consecutivos o más de 30 días dentro de un período de 60 días.

Los reclusos también tendrían derecho a una audiencia inicial dentro de las primeras 72 horas. La audiencia se llevaría a cabo de acuerdo con las siguientes pautas: el recluso tendría derecho a asistir a la audiencia, tendría derecho a estar representado en la audiencia y se le entregaría una declaración por escrito sobre el razonamiento de la decisión tomada. a la conclusión de la audiencia. La audiencia en sí también sería conducida por un oficial de audiencia independiente.

El uso de confinamiento aislado ha sido relacionado con una serie de efectos adversos en los reclusos. Varios estudios han encontrado que los individuos sometidos a confinamiento aislado han mostrado comportamientos similares al trastorno por estrés postraumático, alucinaciones, distorsiones perceptivas, rabia y enojo irracional. Estos individuos también tienen un mayor riesgo de automutilación y suicidio.

El proyecto de ley fue aprobado en el Senado con votos de 26-3.

Posts Relacionados