Sweeney Anuncia Plan para Avanzar con Legislación para Ampliar Programa de Marihuana Medicinal y Proyecto de ley de Cancelación

Trenton – El Presidente del Senado, Steve Sweeney, anunció hoy que seguirá adelante con la legislación para expandir el programa de marihuana medicinal del estado y con el proyecto de ley de cancelación.

El Senador Sweeney dijo que los esfuerzos para legalizar el uso de marihuana para adultos no se van a llevar a cabo en este momento y que quiere actuar ahora para ampliar el programa de ‘cannabis’ medicinal y lograr avances en las reformas de justicia social con legislación para revisar los procedimientos y la elegibilidad para la eliminación de récords criminales.

“El uso de marihuana para adultos se va a legalizará en Nueva Jersey, pero no ocurrirá ahora”, dijo el Senador Sweeney (D-Gloucester/Salem/Cumberland). “Hubiera sido mejor mover al mismo tiempo las medidas sobre uso de marihuana para adultos y uso medicinal, pero es está mal mantener como rehenes a las medidas sobre el uso médico y la cancelación de récords. Queremos avanzar para ayudar a transformar el programa de marihuana medicinal del estado y lograr reformas progresivas para la justicia social”.

El Senador Sweeney dijo que probablemente buscará la aprobación de los votantes para la legalización de la marihuana recreativa con un referéndum de votación en el 2020.

El Senador Sweeney también dijo que está trabajando con el Presidente de la Asamblea, Craig Coughlin y con los patrocinadores de los proyectos de ley sobre el ‘cannabis’ medicinal y la eliminación de impuestos para actualizar la legislación.

El proyecto de ley sobre la marihuana medicinal, S-10, está patrocinado por el Senador Joe Vitale y el Senador Nick Scutari. La legislación permitiría el uso médico para una lista más extensa de condiciones diagnosticadas, para aumentar el número de dispensarios, ampliar la lista de profesionales que pueden autorizar el uso a los paciente, aumentar el acceso a los cuidadores y a la cantidad de ‘cannabis’ que pueden obtener los pacientes. La legislación también eliminará gradualmente el impuesto a la marihuna medicinal.

“Esto va a transformar la forma en que Nueva Jersey maneja la marihuana medicinal en el estado. Este proyecto de ley ayudará a los necesitados al eliminar las barreras de acceso para los pacientes, otorgará a los médicos y a otros cuidadores la capacidad de utilizar las cualidades medicinales del ‘cannabis’ y reducirá los costos de estos productos importantes”, dijo el Senador Sweeney. “La mejor manera de hacer que el programa de cannabis medicinal sea de hacer el programa de marihuana completamente efectivo, es a través de legislación”

El proyecto de ley incluye la supervisión regulatoria que está contenida en la legislación de legalización de uso para adultos, que proporciona la estructura y organización para mejorar la efectividad del programa médico.

La medida le permite a cualquier médico, asistentes de médicos, enfermeros de práctica avanzada y otros proveedores de atención médica, recetar ‘cannabis’ para una gama más amplia de enfermedades. Este también ampliaría el acceso a los cuidadores designados, incluyendo a los que están en hospitales o residencias de ancianos, aumentaría sustancialmente la cantidad que los pacientes podrían obtener, permitiría a los pacientes con enfermedades terminales cantidades ilimitadas y proporcionaría nuevas protecciones legales para los participantes.

El proyecto de ley de cancelación, S-3205, patrocinado por la Senadora Sandra Bolden Cunningham, la Senadora M. Teresa Ruiz y el Presidente del Senado Sweeney, reformaría el proceso para la eliminación de antecedentes penales. El proyecto de ley ampliaría las categorías de personas elegibles para la eliminación, y la solicitud de eliminación podría continuar una vez que la persona haya cumplido con ciertos requisitos del período de tiempo.

La legislación establecería una cancelación de ‘récord limpio’ que permitiría que alguien no elegible según las nuevas disposiciones solicite la eliminación de antecedentes. El individuo sería elegible diez años después de la fecha en que fue liberado, completó el periodo probatorio o completó la libertad condicional, lo que sucedió en último lugar.

La medida permitiría la eliminación de condenas por sustancias peligrosas controladas de tercer o cuarto grado. Esto permitiría que todas las condenas por delitos de sustancias peligrosas controladas sean tratados igual que otros delitos y ofensas en términos de la elegibilidad para la eliminación de antecedentes.

Posts Relacionados