Sweeney se une a inauguración de apuestas deportivas en Casino de Atlantic City

sweeney new brunswick

La primera apuesta es la culminación de la lucha para permitir apuestas deportivas en NJ

Atlantic City – El presidente del Senado Steve Sweeney se unió al evento inaugural para lanzar la apuestas deportivas en los casinos de Atlantic City, al participar en las actividades del día de apertura del Casino Borgata. El Borgata es el primer casino de Nueva Jersey en abrir una sala de apuestas deportivas.

El Senador Sweeney y “Dr. J”,  la ex estrella del baloncesto Julius Erving, hicieron las primeras apuestas simultáneamente. Luego el salón de apuestas se abrió al público.

“Me satisface mucho haber colocado esta apuesta porque es la culminación de una lucha determinada y larga”, dijo el Senador Sweeney. “Nosotros ganamos cuando la Corte Suprema falló a nuestro favor y ahora espero que Nueva Jersey sea un ganador a través de una industria próspera de apuestas deportivas. Esto será un impulso para la economía y una actividad  gratificante para los casinos y para las pistas de carreras de Nueva Jersey “.

La histórica decisión del Tribunal Supremo de revocar la Ley de Protección Deportiva Profesional y para Aficionados, fue la culminación de una batalla legal de siete años por parte de  Nueva Jersey,  para permitir las apuestas en eventos deportivos.

Como fanático de toda la vida de los Green Bay Packers, el Senador Sweeney apostó por los Packers para ganar el ‘Super Bowl’ del próximo año.

“El sistema de apuestas y la supervisión reguladora van a promover y a proteger la integridad de los juegos deportivos”, dijo el Senador Sweeney. “Nosotros tenemos experiencia con la industria de casinos en el mantenimiento de un sistema de apuestas que se ha ganado el respeto y la confianza de todos, incluyendo a aquellos que hacen sus apuestas. Nueva Jersey ha sido un modelo a seguir y eso va a continuar mientras lideramos este nuevo sector de apuestas”.

La ley autorizó a las agencias reguladoras estatales a agilizar el proceso de concesión de licencias, para que Nueva Jersey pudiera actuar rápidamente y capitalizar su posición de liderazgo y las ventajas competitivas del estado.

Nueva Jersey tiene una historia de 40 años de experiencia con funcionarios de apuestas y casinos que ya estaban trabajando para estar listos, para una decisión favorable de la Corte.