Avanza proyecto de ley de Cruz-Pérez que requiere se publique línea de ayuda sobre abuso infantil en las escuelas

Nilsa Cruz-Perez

TRENTON – Una legislación presentada por la Senadora Nilsa Cruz-Pérez que exige a todas las juntas directivas de educación,  publicar en cada una de sus escuelas información sobre la línea directa para denunciar abuso infantil, avanzó  hoy en el Comité de Educación del Senado.

“Este cambio creará conciencia en nuestros hijos sobre el abuso que pueden estar sufriendo ellos mismos o sus amigos y compañeros de clase”, dijo la Senadora Cruz-Pérez (D-Camden / Gloucester). “Proporcionar la información de la línea directa, es un pequeño paso para darle a los niños las herramientas que necesitan para reportar cualquier tipo de abuso que estén sufriendo en sus hogares o en cualquier otro lugar, sin temor a recibir un castigo adicional”.

El proyecto de ley, S-2728, exige que la Junta de Educación, dentro del periodo de 30 días posteriores a su promulgación, destaque  información sobre el Registro Central del Estado del Departamento Familias y Niños (DCF, por sus siglas en inglés) – una línea gratuita para denunciar el abuso infantil – en cada escuela de los distritos. La información va a requerir instrucciones para llamar al 9-1-1 en caso de emergencias y cómo acceder al sitio web del Departamento o a plataformas de redes sociales,  para obtener más información sobre cómo denunciar abuso, negligencia y explotación.

El proyecto de ley dictaría que la información esté en un formato y lenguaje claro, simple y fácil de entender. La información estará en un cartel en cada escuela, en al menos un área de alto tráfico y en un área pública claramente visible, que sea fácilmente accesible y ampliamente utilizada por los estudiantes.

En Nueva Jersey, cualquier persona que tenga motivos razonables para creer que un niño o niña ha sido sometido a abuso o  a actos de abuso, debe informarlo  inmediatamente al Registro Central del Estado del Departamento de Familias y Niños.

En el 2012, casi la cuarta parte de todos los informes de abuso y negligencia provenían de las escuelas, según datos del DCF. Las personas que denuncian abuso y negligencia de buena fé, están protegidas de responsabilidad penal o civil.

El proyecto de ley salió del Comité con votos de 5-0, y se dirige al pleno del Senado para su posterior consideración.